El amor arruina el sexo, no te dejes arruinar el sexo con amor

Gen del viajero frecuente

image

by @mafaldachan

Un artículo publicado en el número de enero de la revista National Geographic describe la urgencia de vagar por los confines del mundo como el resultado de la mutación en un gen llamado “DRD4”, que controla la dopamina, una sustancia que nos da la sensación de satisfacción al aprender algo. Pero este “chip alterado” impulsa al ser humano a sentirse inquieto e ir un poco más allá del horizonte que conoce desde la cuna.
Es cierto que la curiosidad se puede despertar, alimentar, exacerbar… Pero el que es sedentario o escéptico rara vez se aventurará a lo desconocido, a la placentera experiencia de pasar vicisitudes por elección y no por necesidad, a encontrarse con paisajes, personas y culturas impensadas… Se entiende, ¿no? Ahí entra la frase de JRR Tolkien en “El señor de los anillos” que dice: “Not all who wander are lost”.

 
No todo quien merodea está perdido, y parece que un %20 de la población mundial “padece” desasosiego genético, es decir, fueron beneficiados con el “chip mutante” conocido como “DRD4-7R”. Y hay más: el artículo de la NG informa que las personas más dispuestas a correr riesgos y adaptarse a los cambios son aquellas que poseen el “7R”, que las atrae a lo que es nuevo y está en movimiento o en desarrollo.

El lado negativo es que también se descubrió que el “7R” está presente en las personas diagnosticadas con el síndrome de deficiencia de la atención ADHD, pero en su justa medida, este gen es el que impulsa al ser humano a salir de su zona de confort para arrojarse a lo desconocido en busca de otro panorama, de lograr sus propios éxitos, nuevas sensaciones y más conocimiento sobre el mundo y las personas que lo rodean.

Así que parece que nuestra determinación y arrojo -¿y valentía?- están escritos en lo más profundo de nuestro ADN, que, como todo el mundo sabe, es un completo misterio para los científicos y por lo tanto hay un sinfín de versiones sobre cuál es su acción y determinación en nuestro cuerpo. Más fácil es mirar alrededor y preguntarse qué hay más allá de lo que se ve a simple vista.

Fuente: National Geographic

http://www.mafaldachan.blogspot.com.ar/
Gen del viajero frecuente

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Leave a Comment

 

— required *

— required *